Documentos públicos

 

 RECURRIR UNA LIQUIDACIÓN DE     HACIENDA SIN AVAL NI GARANTÍA

 

 

Si su empresa ha recibido una liquidación de Hacienda en la que se exige el pago de una cuota no pagada de un impuesto así como los intereses y las correspondientes sanciones y se va a recurrir, lo primero que hay que hacer es o bien pagar la cuota no ingresada o bien avalarla o presentar bienes en garantía.

En este caso si la cuota que se reclama es muy elevada y ni se puede pagar ni se dispone de aval o bienes que garantice el pago, hay que actuar de dos maneras:

1.       Se presenta el Recurso antes de que finalice el plazo de pago pero no se debe presentar ante Hacienda, habrá que hacerlo directamente en el TEAR correspondiente.

2.       Hecho lo anterior, se presenta un escrito donde se solicita la suspensión de la deuda sin necesidad de aportar garantías, ya que en este caso no se exige.

Ni que decir tiene que la solicitud tiene que ir motivada y justificar que no se puede obtener aval ni se dispone de bienes.

Dicho lo anterior hay que hacer dos precisiones para el caso de que sea inadmitida la solicitud y cuando sea denegada, pues las consecuencias son diferentes. En el primer caso el procedimiento continua como si la suspensión no se hubiera producido y se inicia la vía ejecutiva con su correspondiente recargo y en el segundo, se ha admitido a trámite pero se ha denegado, hay que hacer el ingreso correspondiente, pagando eso sí los intereses producidos pero sin pagar recargo.